Razones para leer: No te escondo nada

La temporada de las novelas eróticas comenzó este verano y desde entonces, ha llegado a las librerias un gran número de novedades que, de otro modo, jamás hubieramos podido leer. Gracias a la trilogía de la temporada, las demás editoriales han visto que se puede sacar provecho de esas historias que nunca antes se hubieran planteado publicar, en un género muy maltratado y al que yo misma he dedicado gran parte de mi tiempo a cultivarlo. En esta ocasión, Planeta ha publicado una nueva trilogía bajo el sello de Espasa, una novela de Sylvia Day, que cuenta con una trayectoria literaria y no es ninguna novata en estas lides. En esta ocasión hablaré del primer volumen de la trilogía Crossfire, No te escondo nada.

No te escondo nada
«Gideon Cross apareció en mi vida como un rayo en la oscuridad… Era guapo y brillante, imprevisible y sensual. Me atraía como nadie ni nada lo había hecho nunca».

Una novela de alto voltaje, provocativa y apasionada que no podrás soltar desde la primera a la última página.

No te escondo nada, la nueva y sensual novela que arrasa en todo el mundo, es la primera entrega de la trilogía Crossfire. Con cientos de miles de ejemplares vendidos, el fenómeno no ha hecho más que empezar...

Vamos a jugar a las adivinanzas. La sinopsis no ofrece ninguna información, nada útil que pueda decirnos de qué va el libro. De hecho, ni siquiera la portada ofrece información. ¿O sí? Por lo visto, además de la moda de lo erótico, está la moda de no insinuar nada en las portadas. Se acabaron esas portadas llenas de mujeres medio desmayadas en brazos de robustos hombretones, o portadas dónde aparecen unos torsos de gimnasio que ni los campeones olímpicos. Ahora, en la portada, hay que mostrar sofisticación y seguramente este hecho ha convencido a mucha gente de que leer erótica no es tan malo. Así, con la pegatina en la portada y la declaración "Si quieres más, este es tu libro", la novela se está vendiendo sola.

Tras esta reflexión completamente gratuita, la historia de "No te escondo nada" nos situa un otoño en Nueva York, dónde Eva Tramell, hijastra de un importante empresario americano, acaba de mudarse de California junto a su amigo de toda la vida, Cary Taylor. Eva acaba de salir de la Universidad y ha encontrado trabajo en la empresa Crossfire como ayudante del director de publicidad, un trabajo que con el que está especialmente entusiasmada. En su primer día se cruza con un elegante y misterioso hombre que le provoca una profunda impresión y a partir de entonces no puede sacárselo de la cabeza. Pero entonces descubre que se trata de Gideon Cross, el dueño la empresa, un multimillonario hombre de negocios de rostro duro, muy impaciente y excesivamente celoso de sus posesiones. La relación que comienzan parece abocada al fracaso desde el inicio, pero es tan absolutamente apasionada que nada puede impedirles buscarse desesperadamente el uno al otro en los momentos de mayor vulnerabilidad. La relación entre ambos personajes está llena de deseo, frustraciones, amor, odio, rabia y tristeza. Ambos personajes parecen haber sufrido traumas en el pasado y el destino ha juntado a dos almas atormentadas para que sanen sus heridas juntos, para que se apoyen el uno al otro.

La diferencia más notable en esta novela con cualquier otra que yo haya podido leer es la carga psicológica de los dos personajes. Tanto Eva como Gideo parecen arrastrar oscuros pasados, cargas fuertemente emocionales que colisionan como dos trenes cuando alguno de los dos comete un pequeño error o interpreta de forma errónea los gestos o las palabras. La historia está escrita desde el punto de vista de Eva, presente en primera persona, pero no siempre ofrece toda la información que nos hace falta. Poco a poco, ella misma va desvelando cosas, pequeños detalles que obligan al lector a ponerse en lo peor siempre, imaginando las cosas espantosas que pueden haberle ocurrido. Del mismo modo, la información que la propia Eva nos cuenta sobre Gideon, nos hace pensar que él tambien esconde algo, tiene algo en su pasado que no quiere contar. De esta manera, con tan poca información, las discusiones que se provocan entre los dos personajes, que casi siempre resuelven con una escena erótica de lo más salvaje y apasionada, se convierten en el punto fuerte de la historia. Porque la atracción física que sienten trasciende del libro y la fuerza de los sentimientos que se profesan sólo puede tener un desenlace: no hay término medio, o acaban juntos o rompen para siempre.

Eva es una chica extrovertida por pura fuerza de voluntad. Tiene que soportar a una madre sobreprotectora, más preocupada por sentir tristeza cuando Eva está triste que por la propia tristeza que su hija puede tener. En su trabajo le va estupendamente y su compañero de piso Cary es un cielo. Pero tratar con Gideon es muy dificil para ella, pues la relación que tienen no es normal. El deseo que él provoca en ella es exagerado y lo que siente por él resulta axfixiante y hace que se sienta desbordada por la situación. Trata de ser racional cuando la situación parece que puede irse de las manos y para evitar preocupar a los demás, finge encontrarse estupendamente. En el otro lado tenemos a Gideon, un personaje de trato duro, muy hermético y exageradamente obsesionado con Eva. Igual que ella, se siente desbordado por la atracción que siente, algo tan insoportable que lo vuelve loco y a veces, agresivo e incontrolable. La única manera de controlar su adicción por Eva es imponerse sobre ella, hacerle saber que la conexión que sienten es tan fuerte que no se puede romper aunque se separen. La historia se desarrolla, por tanto, entre las continuas relaciones y peleas de ambos personajes. La relación es pura y apasionada, tan descarnada que incluso duele ver la fuerte pasión que existe entre los dos. Pero igual de apasionado es el recelo que sienten, los dos están asustados, agobiados por una situación que no saben como controlar y la paranoia domina sus acciones. Eva solo conoce una forma de superar el dolor y es la huída; cada ocasión propicia una escapada para esconderse del mundo y cada ocasión termina con la rendición absoluta hacia Gideon.

De esta forma, tenemos todo tipo de situaciones que van in crescendo a lo largo del libro. Si algo puede salir mal, va a salir mal y con cada nuevo giro de los acontecimientos, las exageradas situaciones a las que se llegan hacen pensar que alguno de los dos personajes acabará volviéndose definitivamente loco. Las escenas eróticas empiezan a ser más frecuentes y cada vez más profundas y apasionadas. Al comienzo no parece haber mucho entusiasmo y el libro no acaba de enganchar, pero a medida que la relación se afianza, la historia cobra una dirección distinta (aunque obvia) que logra atraparte entre sus párrafos. Aunque se peca de algunos tópicos usuales, como que la protagonista se quede fascinada por la infinita belleza de Gideon, no resulta excesivamente repetitivo y se puede tolerar. La continua manera en la que a ambos personajes se les puede ir la cabeza muchísimo y las actuaciones de unos personajes secundarios a cada cual más estrafalario, hacen que esta novela en su conjunto sea una obra a a tener en cuenta si eres amante de la novela erótica. El estilo de escritura está cuidado, pero a veces hay fallos de concordancia y algunas frases y párrafos no se entienden muy bien, toca leerlos dos veces y ni aún así puedes entenderlo; es un poco irregular, hay escenas perfectamente descritas y otras un poco vagas, pero nada que pueda impedir su perfecta compresión.

En conclusión, es un libro que vale la pena leer. Aunque el comienzo pueda parecer el mismo de siempre y tarda un poco en arrancar, la espera merece la pena. Desde luego no estamos ante un libro que vaya a cambiar tu vida, como he oído por ahí, es un libro normal con una historia de fondo muy bien documentada y no te deja con la sensación de estar siendo estafado. Además hay escenas eróticas muy bien narradas, perfectamente creíbles y muy ardientes y apasionadas. No es apto para sensibles ni para impresionables, pero sí para todo amante de la novela romántica erótica.

El segundo volumen de la trilogía (lo trilógico está de moda...) aparecerá en las librerías el próximo mes de Noviembre, de la mano de Espasa y bajo el título "Reflejada en tí" (spoilers en la sinopsis). Podéis ver más de esta novela en la web de la editorial. Sinceramente, es uno de los recomentados dentro de este género ahora de moda. En la ficha del libro podéis ver un booktráiler ;)



Autor: Sylvia Day
320 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-670-0965-1
ISBN2: 9788467009651
Código: 10010617
Formato: 15 x 23 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Colección: ESPASA NARRATIVA
Traductores: María Jesús Asensio Tudela | Jesús de la Torre Olid


6 intimidades:

  1. El primer libro ha sido una buena introducción para la historia de estos dos, pero el segundo sin duda lo supera y con creces.

    Ya no se trata solo de una novela bien escrita, coherente y con una profunda carga emocional fomentada por la inestable y casi prácticamente imposible relación de los dos, sino que el argumento avanza, la historia sigue adelante pasando por momentos que no te esperas en absoluto.

    Yo me he leído la segunda entrega, y solo puedo decir que estoy deseando que sea Diciembre para ir a por el desenlace.

    ResponderEliminar
  2. Éste se nota que te ha gustado. Ahora mismo tengo unas ganas enormes de echarle el guante.

    Yo leo romántica adulta y del género romantico-erótico creo recordar que sólo he leído a los hermanos McLoud de Shannon Mckenna y la saga de la Hermandad de la Daga Negra. Miento; también El Tutor y alguna más de Robin Schone.

    A Sylvia Day no la conocía hasta este 'boom'.

    Gracias por reseñar. Besote!

    ResponderEliminar
  3. Cuando comencé a leerla, dije, buaaaaaa más de lo mismo, pero reconozco que a pesar de eso me gustó bastante, lo que más, lo desgarradora y apasionada relación que surge entre ellos. Él es tremendamente atrayente, ese carácter, esa posesión que ejerce, me chifla.

    Estoy deseando leer la continuación y espero que no me decepcione como otras triologías archifamosas.

    ResponderEliminar
  4. Ósea, "hormonas, la novela", no? XD. Le echare un vistazo cuando pueda, parece interesante.

    ResponderEliminar
  5. Como está claro que te ha gustado Paty y como tu opinión es una garantía para mí, la pondré la primera en mi lista de pendientes para leer.

    Cuando me interesé por las 50 sombras de Grey, ojeé las críticas sobre este otro libro. Lo cierto es que lo que leí no fue nada bueno, todos coincidían en que era una "copia" de las 50 sombras, a diferencia de que en ésta las descripciones sobre los encuentros sexuales eran más brutales, con un lenguaje más soez.

    Intentaré leerlo, ahora que tu criterio ha despertado mi curiosidad ;)

    Un besito desde mi Jardín.

    ResponderEliminar
  6. Me gustó mucho. Eva la protagonista tiene un caracter bien definido y sabe que quiere y que no. Tal vez ella es lo que mas me ha gustado. Muy buena reseña. Y aunque ya hay varias novelas de este estilo, si hay sus grandes diferencias. Lo que me resulta chocante son las portadas todo igual en esto libros, que pasa?

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido esta intimidad?