Razones para leer: Cincuenta sombras liberadas

Cincuenta sombras liberadas en el final de la trilogía, el tercer y último libro; espero que no haya muchos más como este. O, en caso de haberlos, no sé si los leeré. Es una lástima que siendo un libro que prometía mucho al principio, no haya sido de mi agrado y haya causado en mi más rechazo que indiferencia. No por ello quiero desmerecer el trabajo de E.L. James. También agradecer a la editorial Grijalbo sus ejemplares, a pesar de haberlos acuchillado sin piedad en estas reseñas.

Cincuenta sombras liberadas
Cuando la inexperta estudiante Anastasia Steele conoció al joven, seductor y exitoso empresario Christian Grey, nació entre ellos una sensual relación que cambió sus vidas para siempre.Sin embargo, desconcertada y llevada al límite por las peculiares prácticas eróticas de Christian, la joven lucha por conseguir un mayor compromiso por parte de Grey. Y Christian accede con tal de no perderla.

Ahora, Ana y Christian lo tienen todo: amor, pasión, intimidad, bienestar y un mundo de infinitas posibilidades. Pero cuando parece que la fuerza de su relación puede superar cualquier obstáculo, la fatalidad, el rencor y el destino se conjuran para hacer realidad los peores miedos de Ana.

Porque si dos libros os parecían insuficientes, era necesario añadir un tercero para alargar la agonía. Como podéis observar el argumento no dice nada que no hayamos visto. Lo divertido del asunto es que en esta novela, Christian y Ana ya están casados, son felices y viven su Luna de Miel por todo lo alto. Y nada más. De esta forma, la novela es un continuo desarrollo de su vida amorosa, de lo maravillosa que es su vida ahora, de lo rico que es Christian y de los lugares más insospechados dónde pueden dar rienda suelta a su pasión. El erotismo está presente en cada capítulo del libro y esa incansable continuidad acaba por agotar. No dudo de la gran imaginación que hay que poner para realizar cada una de las diferentes escenas eróticas, el problema reside en que lo único que cambia es el escenario dónde suceden, y sin que haya ningún añadido fetichista como prometía al inicio de la trilogía.

En esta novela se resuelven finalmente todos o casi todos los interrogantes, aunque a estas alturas ya no queda nada por resolver. Se retoman viejas tramas, como la reaparición de una antigua amante de Christian, ahora recuperada de su impresión y la venganza de un personaje que realmente estaba de más. La trama paralela que hay al final de la novela, dónde desde el principio vemos como el señor Grey sufre sistemáticamente una serie de atentados contra su persona, tiene un desenlace corto y rápido. Está metido entre un montón de relleno y aunque ofrece la tensión que a todo lector gustaría, su resolución te deja tan frío como al principio. Como añadido al final de la trilogía, tenemos unos capítulos especiales con otro punto de vista. Por primera vez podemos leer lo que piensa Grey en un par de escenas del libro.

En resumen, los personajes son los mismos, con sus mismos problemas, con sus mismas tonterías, con sus mismos tópicos. No hay ningún cambio, ninguna evolución, a simple vista todo parece seguir un camino muy lineal hasta su desenlace, hasta, prácticamente, "curar la tendencia de Grey". Como trilogía es demasiado larga, la historia podría haberse contado en muchas menos páginas y con un poco más de pasión. Los personajes están desaprovechados y la trama psicológica que supuestamente existe hay detrás de la historia, el oscuro pasado de Grey y los traumas que lo obligan a comportarse como se comporta, está poco profundizado, quedándose en la superficie y flotando entre varias escenas que al final no se resuelven. Se repite constantemente lo mismo, que Grey tiene un problema, pero cuando llega el momento de las explicaciones, todo es muy vago. Los personajes, después de sus estallidos emocionales, acaban siendo bondadosos y perfectos, todo es demasiado simple y apenas hay profundidad.

Hay que decir en su favor que como novela de romántica erótica sirve para todos los públicos que se estrenan con este género. Lo malo es que crea una tendencia a leer este tipo de género y este libro es un camino de rosas comparado con lo anteriormente publicado y, sobretodo, ofrece una visión desacertada del género que se supone que revoluciona, pues todavía hay personas que vienen a pedirme explicaciones sobre el comportamiento de Grey (como si yo pudiera justificar a un personaje de un libro que no es mío xD) o se ofusca pensando que Grey es un maltratador de mujeres y merece que lo aten y lo azoten.

Y esta ha sido la reseña más corta de la historia. No tengo nada que decir, salvo que la novela es una historia demasiado floja, que ha abierto puertas al género y ha revolucionado, pero no dejará de ser una moda pasajera.


17,90 €
temática: Novela romántica y femenina
ISBN: 9788425348853
rango edad: Adultos
formato: TAPA BLANDA CON SOLAPA
páginas: 656




2 intimidades:

  1. La verdad, es que ha sido un boom, pero no por la calidad de la historia, si no por el marketing que trae detrás.

    Sinceramente, no lo veo ni lo vi en su momento como una novedad, o revolución del género, por que la erótica lleva tiempo descubierta...

    En fin, que coincido contigo, Paty

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo lo has hecho? ¿Cómo has podido soportar leer la trilogía? Yo me leí el primero, y bueno, estuvo normal, con algunos puntos interesantes y otros más bien enervantes en lo repetitivo. El segundo... Leí tres o cuatro capítulos y tuve que dejarlo. Demasiada miel. Y no deja de cabrearme que se insinúe que cuando una persona practica BDSM es porque está mal de la cabeza o tiene graves problemas psicológicos. Y si dices que el final feliz es que Gray pierda esa faceta suya que era lo único que lo hacía pasable... Creo que me voy a ahorrar la molestia de leerlo.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido esta intimidad?