Intimidades: Yo también voy a hablar de Grey

El cartel mola :)

"¿Y por qué no?" Me he preguntado esta mañana mientras observaba la proliferación de entradas y quejas en blogs especializados y redes sociales, hablando sobre la trilogía que, por lo visto, nos ha cambiado la vida a todas las mujeres. Lo primero de todo, buenos días a todos. Lo segundo, ¿en serio vamos a seguir hablando de esto? Pues por qué no...

El caso es que entiendo del mismo modo que no entiendo qué tiene de especial esta novela para que todo el mundo se haya vuelto loco. ¿Acaso narra cosas que no hemos leído nunca? Pues no porque una especialista en erótica como yo ha leído obras maestras del género (pasado y actual) igual que ha leído cosas que vosotros jamás creeríais. Porque, sí, vamos a ser sinceros, he leído mucha mierda y he leído mucha mierda desde que se publicó la trilogía y estoy cansada, aburrida y enfadada de ver en las estanterías historias del mismo calibre e incluso peor. Entonces, ¿qué tiene de especial el libro para que le guste a todo el mundo? Pues no tiene nada. Y ahí está su éxito, en que no tiene nada. 

Cincuenta sombras de Grey es el clásico producto de masas que no te va a plantear nada peliagudo ni va a hacer que te sientas incómoda/o. No va a hacer que pienses demasiado ni te va a hacer más daño del que te puede hacer una buena historia, más allá de la preocupación de que los protagonistas acaben juntos. Es, por decirlo de alguna manera, el Burguer King de los libros. ¿A quién no le gusta una hamburguesa del Burguer King? A mi me encantan, me las comería a pares si pudiera. ¿Que es comida basura? Pues sí, y me da igual, eso no me va a impedir que se me caiga la baba cada vez que destapo la cajita y aspiro el aroma de todos los productos químicos que le meten para que huela así de bien, a barbacoa y a carne asada. Pues así estamos con Cincuenta sombras, que abro el libro y sé que solo voy a leer un culebrón clásico de chica de clase baja conoce a chico rico y culto con problemas de conducta y quedan para echar un polvete. Partiendo de esa base, las librerías están repletas de historias así, igual que las hamburgueserías están repletas menuses con patatas y refresco. Así que nos hace falta algo diferente, algo que le dé saborcillo a ese producto tan clásico. ¿Qué es lo que no estamos acostumbrados a leer en una novela? Pues que al chico en cuestión le vayan cosas más perversas, como atar a una chica a la cama y hacer que salten chispas y fuegos artificiales. 

Me duele, en cierta manera, que en la televisión y el cine, este tipo de prácticas o conductas poco habituales, siempre sean vistas como un problema psicológico causado por algún trauma infantil (dios mío, ¿es que es necesario que todos los protagonistas de todas las novelas tengan que arrastrar un trauma?). En este caso, Grey tampoco se libra de la lacra. Aquí viene lo que de verdad me jode de la trilogía: ¿en serio me justificas la conducta depravada del protagonista con un trauma infantil? ¿EN SERIO? ¿En serio has hecho que me trague las mil y pico páginas de mierda, en las que solo he visto la vida interior de la protagonista, para que luego resulte que ese Grey que prometía ser un hombre hecho y derecho con un aura de misterio que exuda poder y sofisticación solo sea un crío con problemas de conducta que necesita ayuda para dejar de ser como es? ¿Dónde, en serio, está el problema en que a Grey le gusten ese tipo de cosas, que le guste atar, dominar y azotar? Quiero decir, ¿por qué en lugar de ver lo que hace como algo malo que hay que corregir, no se le permite ser cómo es? Esto ya son otras cuestiones un poco más peliagudas que no voy a tratar, porque no hablo de lo que no conozco, pero al menos esa fue la impresión de la primera novela, en la que la protagonista se empeñaba en no ceder ante nada, ni siquiera para ayudar al hombre del que se enamora o tratar de comprenderlo. Por amor de dios, he escrito sobre dominación y sumisión después de años de documentación, conozco a gente, he hablado con personas que llevan esta forma de vida y me aturde leer que en esta novela solo se han cogido las cosas guays para adornar la historia, aderezándola con corbatas, vendas y ya. Y ese punto de inflexión al final de la primera novela realmente es lo que parece, una excusa para hacer una segunda parte. Fastidia un poco, pero yo habría hecho lo mismo porque si la historia gusta no soy quién para dejar colgados a mis fans. Y eso habría funcionado muy bien si la novela tuviera doscientas páginas, no quinientas, durante las cuales solo asistimos a la variedad de posturas que pueden adoptar (escenas que, por cierto, son meras descripciones), el escenario en el que lo van a hacer o las reacciones de una diosa interior que bien podría colgarse de un pino. ¿Qué tiene de especial, entonces, la historia? Bueno, explora la delectación que supone para una chica ser la fijación de otra persona. Nada más que eso. Anastasia es centro de atención de Grey y ella se complace con ello, el problema viene cuando Christian desea ir un poco más allá y ella se niega en rotundo. Partiendo de esa base, no hay escenas en las que alguno de los dos pierda el control, escenas en las que el deseo les lleve a la locura de entregarse a los brazos del otro, en las que no puedan contenerse, escenas en las que exista un anhelo irrefrenable y una necesidad tan profunda que les hierva la sangre. Son dos personajes que se contienen constantemente, que no acaban explorando sus apetitos, que se mantienen en la superficie del sexo y que jamás ahondan en los sentimientos o la sensualidad del acto carnal. En definitiva, ninguno de los se deja llevar realmente.

Mis esperanzas con esta trilogía se vinieron abajo en el momento en que el personaje de Grey empezaba a perfilarse como el de un maltratador que necesitaba cambiar de conducta y el personaje de Anastasia se transformaba en esa salvadora que lo llevaba por el buen camino, eso sí, con aviones, viajes y barcos y hoteles de superlujo, porque está mal que la ate pero si lo hace con la cuerda de un batín de algodón egipcio en la suite del Ritz, oye, no está tan mal después de todo. Pues qué bien, ¿no? ¡A eso lo llamo yo estafa! Y de la buena :D A mí me vendieron una historia "diferente" con "alto contenido erótico" dónde la protagonista exploraría los mundos de la "dominación y la sumisión". ¿Diferente? Historias sobre el enamoramiento de una chica por un hombre rico y poderoso ya existían. ¿Alto contenido erótico? He leído autoras que con una sola frase provocan combustiones espotáneas. ¿Explorar el lado sumiso y dominante de una relación? Pues sí que lo explora sí, pero lo hace de un modo incorrecto, utilizando solo la parte bonita, las de los juegos de cama. Para hacer esa cosillas con tu novio/marido/amante no hace falta meterse en berenjenales así.  

Total, que para mí fue una decepción de novela ya en la primera parte. ¿Por qué seguí leyendo y acabé las otras dos? Todavía me lo pregunto xD Porque debía hacer una reseña y porque no podía juzgar sin conocer y necesitaba averiguar qué tenía de especial. Ahora sé que no tiene nada, que está mal escrita y que mantiene la fórmula clásica de culebrón. Esta novela podría haber sido buena si en lugar de tres libros, lo hubiésemos dejado en uno, porque sobra muchísimo material. Y, en caso de que hubiese seguido siendo una trilogía, al menos podría haber contado cosas diferentes, no lo mismo una y otra vez, dándole vueltas a lo mismo, tan repetitivo que aburre. Entiendo su éxito, es una novela simple que cuenta la historia de siempre con cosas picantonas. Ha tenido detrás una campaña de marketing brutal, esta historia jamás habría llegado a dónde está sino fuera, además, es una versión "mejorada" de otra saga que también pegó fuerte en su momento. 

En fin, dicho esto, ¿qué vamos a esperar de la película? Lo primero es que me sorprende que alguien piense que en el film vamos a ver desnudos integrales. ¿En serio? La novela es para todos los púbicos, en la película como mucho veremos los pechos de la protagonista igual que vemos el torso de Jamie Dornan (es lo justo, ¿no?). Después, ¿escenas de alto contenido erótico? Quizá. Al menos en la película no soportaremos a la diosa interior de nadie, solamente veremos la evolución de la relación de ambos. Eso es lo que me atrae de la peli, la historia de ambos. No me interesa que tenga más o menos sexo, de hecho estoy segurísima de que no habrá demasiado sexo, solo las escenas justas y mucha sensualidad, porque se va a jugar mucho con la sugestión, lo que hará que la película sea mucho mejor que el libro en ese sentido, ya que todos iremos con las expectaciones del libro y sabremos lo que va a pasar. Por esa misma razón, la película será igual de sosa que la novela, porque al tratar de ser mejor que el libro, no van a arriesgar con escenas demasiado subidas. A los que dicen que la novela es lasciva y verde y que la película será igual, les diré: he visto películas porno con más sentimiento. De verdad. 

¡Nos vemos!

6 intimidades:

  1. Coño, Patricia!! Es porque tenemos el mismo nombre que te metes en mi mente cada noche y me robas los pensamientos??? Me cago en la mar, nena!!! Ni yo lo habría escrito y descrito mejor.
    Sabes lo que me parece a mí? Que toda esta historia de Grey ha desvirtuado el género erótico. Me explico: Hasta 50 sombras, un libro con escenas de sexo explicito no se consideraba un libro de erótica, ahora sí. Y no entiendo por qué. Yo escribo romántica, escribo historias de amor y desamor con alto contenido sexual pero no las considero eróticas. Sin embargo las catalogan como tal, y lo odio, pero no me queda otra. Y es que Grey cambió la forma de ver lo erótico y ahora en cuanto dices 'polla' ya es erótico. No señores y señoras!!! Una polla es el nombre vulgar del miembro masculino, un pene, una verga, un zipote... Solo son palabras. Lo erótico va más allá de sinónimos para una parte de la anatomía.
    En fin, que el fenómeno James ha sido la tapa abierta de la caja sexual de Pandora y ahora todo lo que suene a Grey es de caracter perverso sexualmente hablando, y no sabes como me toca las narices pensar que si mis escenas de sexo forman parte de una historia romántica a rabiar, la gente solo va a pensar que es sexo porque las editoriales han catalogado el libro en la sección erótica.
    No me enrollo más. Solo me queda aplaudirte por tan magnífica disertación y decirte eso de 'a ver cuando narices nos vemos que tengo cosas que proponerte'.
    Muacksssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola nena! :) Pues yo también pienso que con tanta tontería se ha desvirtuado también el género erótico. Mira que llevo escrito mucho, mira que decidí abrir este blog porque en todos los sitios cuando leía un texto erótico estaba mal cuidado y siempre narraban escenas de sexo y nada más. Y ahora con 50 sombras, lo mismo. No me gusta por eso, porque una escena erótica no es una descripción de una postura sexual, vamos.

      Sobre las palabras "polla" o "pene" o "verga" pues mira, creo que hay saber en qué momento meter una "polla" o un "pene" jajajajajajaja. Me refiero a que hay una palabra para cada momento y ocasión, y unas veces va a quedar mejor una que otra. Creo que ahí reside el buen talento de un escritor.

      ¡Nos vemos cuando quieras! Estoy a tu disposición :D

      Eliminar
  2. Tu entrada me entusiasmó! De verdad.
    Por fin alguien que habla con propiedad de este libro.
    A mi me lo regalaron y reconozco que no me disgustó. Bueno, es un libro fácil de leer y que entretiene. Pero tú lo explicas a la perfección...lo que a mi me faltó...no pierden el control... no se habla bien de las D/s y lo del trauma...a mi me hizo perder el interés...me rebotó...y el segundo lo dejé a la mitad. ¿La película? bueno...va a ser igual de modosita que el libro. Seguro. Estoy segura que Nueve semanas y media tiene más carga erótica que ésta peli...seguro...
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida :)

      Pues eso es lo que me faltó a mi también, que no pierden el control, que Christian siempre se contiene y que incluso Anastasia se contiene también incluso cuando dice que pierde el control. Que sí, que tras el polvete se quedan la mar de agusto, pero ¿qué más? ¡Cuéntame más! Nada :(

      En fin, que podría haber sido una buena historia y es una historia a medias.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Estupenda disertación. No creo que haya mucho más que decir. Yo sólo lei la primera parte y me aburrí antes de llegar a la mitad del libro, me hartan los libros dónde los protagonistas tienen un problema en lo más recóndito de su mente producido por su padre, su madre o su periquito fallecido por insolación, por el que, años después, tiene que actuar de determinada forma, xDDDD! Acaso todos los dominantes y dóminas del mundo tienen problemas de conducta y por eso necesitan usar látigos, floggers, cuerdas y todo eso para expresarse? En fin, que a mi tambien me encantan las hamburguesas del Burger King, aunque engorden, por eso sólo voy de muy tarde en tarde.

    Por supuesto, no malgastaré mi dinero en ir a ver la película y, sobre todo, con los precios del cine.

    Un saludo, y aprovecho para decir que me encanta la página.

    ResponderEliminar
  4. Interesante opinión y además con conocimiento de causa (cosa que yo no tengo). Por un lado cuentas lo que la mayoría quiere oír, y por otro, curiosamente, tocas de refilón aspectos de mi propio punto de vista.

    Como hablas en gran medida de la trama poco puedo decir al respecto, sin embargo, ¿por qué nadie intenta explicar qué tiene de bueno y solo se centran en lo malo? Te dejo aquí lo que yo he sacado en claro de esta trilogía, por si te interesa escuchar algo diferente a lo habitual.
    Un saludo.

    http://cortasiemprelabaraja.blogspot.com.es/2015/02/el-secreto-del-exito-de-50-sombras-de.html

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido esta intimidad?